Soy el amo de la mente

 

no-hay-mal-que-bien-no-venga-serio-L-qP3LOT

Los pueblos de sabiduria