9-maneras-de-cultivar-la-espiritualidad-femenina-cc84704d

A todos nos llega la hora de cambiar nuestra manera de ver las cosas y de renunciar a la propia imagen,pero tambien hay tiempos de paz y de recogimiento,para que emerja la realidad interna, su faz verdadera,  Las luchas de esta jornada son muchas.

A los que se dedican al servicio evolutivo se les pide, desapego de lo que fueron, de lo que son y de lo que pretender ser, y que vivan por entero el momento presente.  No el momento presente del yo personal, sino el de una calidad mayor, que trasciende el ambito humano y todo lo conocido.

Para que la vida en su totalidad pueda ser divinizada, no  deberian permanecer con limitaciones. Fueron llamados a una trasformacion temporaria  y la realidad se puede manifestar en los niveles externos, sin impedimentos.

Para recorreer con seguridad la senda de la revelacion, el hombre debe por encima de todo, servir con fe y entrega.  El olvido de si ,alimenta la llama que ilumina esa senda.

Los pasos no se dan en busca de algo, sino como respuetas al llamado para servir,  Los frutos llegan a las manos, porque estan vacios y abiertos, no por haberlos recogido.

El hombre que sabe, nada le pertenece y por lo tanto, nada retiene.  Al desapegarse de todo, incluso de si mismo, encuentra el infinito. Para ello es necesario, serenidad, estado de pureza, por el cual la vida se vuelve imagen de lo sagrado.

La entrega y el olvido de si, son la plomada usada en la construcion interna, que se levanta en consonancia con el proposito espiritual y divino del ser Profundo.  La ansiedad se sustituye entonces por una tranquila y firme persistencia y por una vision consciente de los ciclos,que se deben de cumplir. Los rumbos son los que la sabiduria interna indica. Al dejar de colocarse, como centro de la vida, el individuo puede aproximarse a la verdadera Fuente de la Creacion.

El olvido de si solo se instala completamente, cuando la vida espiritual prevalece sobre la vida material.  PERO  TODOS SIN EX.CEPCION, ALGUN DIA LLEGAN A SU DESTINO.

Tomado del Lexico de Trigueirinho. fin

Advertisements